¿Te atreves a emprender e ir en pros de tus sueños?

¡ÚNETE AL MOVIMIENTO FISH!
23 septiembre, 2013
La productividad personal es importante al emprender, claves para alcanzarla
7 noviembre, 2013
Salir de la zona de confort

…O te quedas en tu zona de confort

Si te preguntas como quieres que sea tu futuro probablemente no lo sepas, lo que si sabrás es lo que no quieres que ocurra, sabrás que te gusta y que no te gusta de tu presente y que quieres que no se repita de tu pasado.

A la hora de ponerte en marcha para conseguir un objetivo, este será posible por dos motivos fundamentales, porque detectes y potencies las creencias que te facilitan alcanzar los resultados y porque detectes, quites o matices las creencias que pueden poner obstáculos a la consecución de tu logro, aquellas que te mantienen tu zona de confort. Tenemos importantes motivos para pensar como pensamos, la educación, nuestra familia y las experiencias vividas han ido forjando estos “programas” que hacen que actuemos como actuamos. Es muy interesante conocer las creencias que te han ayudado y potenciado, para poder apoyarte en ellas cuando emprendes el camino hacia tus sueños, aquellas que te han ayudado a sacar a la luz tu mejor versión.

No olvidemos que lo que creemos conforma el mundo que vivimos. Un cambio de creencias cambia el mundo y sus límites, tiraremos de frase célebre y como decía Henry Ford “Tanto si crees que puedes hacerlo, como si no, en los dos casos tienes razón” que traducido viene a decir algo así como que si tu expectativa de lograr un objetivo, no es positiva, no apuestas por ti, y no le pones una fecha de caducidad, no harás todo lo que tienes que hacer durante el tiempo suficiente para conseguirlo. Te puede ir muy bien en el futuro, todo depende de lo que tú creas.

Déjame hablarte de la cómoda y temida zona de confort que impide que avancemos, este concepto es una metáfora del entorno en el que te mueves y dominas, sea agradable o no, en la mayoría de los casos mantenerte mucho tiempo en esta zona no te llevará al éxito, independientemente de que signifique para ti el “éxito”. Para salir de ella en primer lugar toma conciencia de cómo te sientes, de cómo te ves o que es lo que te dices y si realmente esto te sirve para avanzar. Tus hábitos, rutinas, conocimientos y habilidades forman parte de esta zona de confort. Ahora bien si quieres conseguir tus objetivos tienes que estar dispuesto a dar un paso más allá y salir ella. Si lo piensas bien la mayor parte de tus éxitos personales y profesionales han venidos producidos al haber abandonado esta zona para alcanzar la de aprendizaje o transición. Una nueva zona donde observar, comparar, conocer y experimentar.

Más allá de esta segunda zona nos encontraremos con una zona de “pánico”, para algunos, aquellos que te conocen que no quieren que cambie nada, los mismos que no se atreverían a salir, aquellos que te dicen que te puede salir mal, pero, ¿y si sale bien?. Personalmente a esta área me gusta llamarla de “magia”, solo es en esta nueva zona es en la que ocurren los cambios positivos de verdad, la zona de los grandes retos. La buena o la mala noticia, según se mire, es que todo lo que estés dispuesto a salir de tu zona de confort, con el tiempo esta crecerá hasta alcanzarte de nuevo. El cambio es en realidad desarrollo.

Es el momento de salir de tu zona de confort el de superar tus miedos mirándolos cara a cara para que tu motivación salga reforzada, cada uno tiene los suyos, miedo a fallar, a las críticas u opiniones de otros, a la presión familiar. Este es el momento de creer en ti, de aflorar tus fortalezas, tus creencias potenciadoras, tus habilidades, recordar tus éxitos anteriores y rodearte de la gente que te apoya, o como dice José Pedro García autor de PNL para Lideres entre otros libros, el momento de rodearte de tu guardia pretoriana. Es el momento de tomar tus propias decisiones y no sumarte a los proyectos de otros. Al gestionar tus miedos correctamente subirá tu autoestima y verás oportunidades donde antes no las había y podrás elegir mejor como alcanzar tus metas.

En ese momento probablemente te entraran dudas sobre tu éxito, es normal, párate a pensar si realmente tu objetivo es lo que quieres para tu vida, si respeta tus valores personales y si después de esta reflexión estás convencido, el “cómo conseguirlo” vendrá solo.

Si detectas que te faltan habilidades capacítate, invierte en formación, recupera tus recursos personales probablemente los dejaste en la zona de confort, ten confianza en ti y en tu objetivo, planifica tu estrategia, desarrolla el plan de acción de la forma más específica posible incluyendo pequeñas metas, comprométete, entra en acción ordenada pero masiva y espera lo mejor.

Se consciente de las cosas menos agradables que tendrás que hacer y no me refiero a imprevistos que también ocurrirán, sino a que vas a tener que o a quienes vas a tener que renunciar para alcanzar tu meta.

Por último mantén la intensidad durante el tiempo suficiente, no desistas si es lo que realmente quieres conseguir, te digan lo que te digan, si quieres, puedes.

¿Entonces qué?, ¿te atreves?

Alfredo Bastica Caro
Coach Profesional en Vivir del Entrenamiento Personal
Coordinador de la Certificación Fitness Coaching www.fitnesscoaching.es
Licenciado en CAFYD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *