10 errores del emprendedor en el entrenamiento personal

Juego interior del deportista
El juego interior del deportista
3 mayo, 2013
El Triángulo Del Éxito Del Entrenador Personal
3 mayo, 2013
Errores del emprendedor

Por un lado hay personas que trabajan y no sienten pasión por lo que hacen, que solo van a trabajar para ganar un sueldo a fin de mes y que probablemente dejarían su trabajo hoy mismo si pudieran permitírselo económicamente y por otro lado en el extremo opuesto, los emprendedores esa “raza” de personas que nos hemos lanzado a desarrollar nuestra aventura empresarial. Y por qué escribo este post, pues porque como no podía ser de otra forma, los he cometido casi todos…

Según datos de Inicia Negocios el 59% de los sueños empresariales fracasan en el primer año y el 85% no supera el quinto. Estoy totalmente de acuerdo con Sergio Fernández autor del libro Vivir sin jefe cuando afirma que en España falta además de cultura empresarial, cultura emprendedora. ¿Cuántas ideas se habrán quedado en el tintero por miedo al fracaso?. Si como se dice, de los errores se aprende, reflexionemos sobre 10 más comunes, o por lo menos los 10 que mas me llaman la atención, incluyendo algunos que como digo he cometido yo mismo.

Error 1. Dedicarse a algo por lo que no sienta pasión. Todos los seres humanos somos especialmente buenos en “algo”, habitualmente suele ser una actividad que nos apasiona, eso sí, puede que no lo hayas encontrado todavía, no pasa nada, sigue buscando y cuando creas que lo ha encontrado si no te gusta, cambia.
Con un poco de imaginación, creatividad y acción probablemente seas capaz de ganar dinero haciendo lo que le gusta o al menos haciendo algo parecido. No desperdicies su talento haciendo algo que no te motive lo suficiente o no te aporte el “wellness” que deseas.

te voy a ofrecer una de las herramientas que utilizamos en los procesos de coaching para emprendedores. Coge una hoja y haz tres columnas, en la primera escribe tus talentos estoy seguro que los tienes, independientemente del área de tu vida, da igual déjate fluir. En la segunda, en que tienes experiencia y en la tercera que actividades te apasionan, selecciona ahora con un círculo al menos dos ítems de cada columna, como tus puntos más fuertes, y ahora, combínalos con otros dos elementos de las columnas restantes, ¿Cuál ha sido tu resultado? ¿Sorprendido?

Error 2. No dejar sus objetivos por escrito. Dejar los objetivos por escrito activa en el cerebro ideas, “allí donde ponemos tu atención se dirige tu energía”. Siendo emprendedor es el máximo responsable de tu empresa y debes conocer hacia donde quieres dirigirla. Por eso debes escribir tus objetivos profesionales, económicos y personales. Puedes leer unos de los primeros post de este blog en el que hablo de como redactarlos. Y sobre todo con fecha de caducidad, se debe saber para cuando tiene que estar conseguido.

Error 3. No dedicarse a su propio negocio. Muchos de los emprendedores que conozco se dedican a su negocio y a cien cuestiones más, actividades que en muchas ocasiones no tienen que ver con su propia producción, que desvía y resta energía. Las grandes empresas se centran en su desarrollo y externalizan el resto. Céntrate en lo que mejor sabes hacer, en lo que haces mejor que nadie, en la esencia de su trabajo, además así dispondrás de más tiempo y mejorará su calidad de vida.

Error 4. No ofrecer ningún valor añadido. En el emprendimiento ofrecer algo diferenciador, no se puede delegar, es algo estratégico. No puedes ser percibido como uno más, ahora ya no. La pregunta que puede responder a este respecto es ¿Por qué habrían de contratarle frente a los demás?, la respuesta te ayudará a posicionarse, mantener y encontrar clientes. ¿Por qué tus productos o servicios son diferentes? ¿Qué aportas de verdad a tus clientes?, en resumen el valor añadido es por el que quieres que se le reconozca.

Error 5. Dedicarse a lo urgente en lugar de a lo importante. Cuando vas a realizar un viaje en coche a un lugar que no conoces, lo primero que haces es seleccionar la ruta, ver las carreteras, las mejores opciones, y después y solo después coges tu coche y te pone en camino. Por alguna razón el trabajo del emprendedor se presta muy bien a la urgencia, como dice el director de formación de FIDIAS, Adán Martin, “hay emprendedores que viven en la emergencia”.

La pregunta en esta ocasión es ¿diferencias lo importante de lo urgente? Sobre esto una anotación la experiencia demuestra que gran parte de las cosas pueden esperar más de lo que creemos. Con esto no abogo por la procrastinación, sino por la organización en las tareas, que no se cuelen en tu agenda acciones con la etiqueta de urgente si realmente no lo son.

Error 6. No saber vender. Para ser emprendedor una de las cualidades que debes tener es que te guste vender, si no tendrás difícil la supervivencia. Si no te gusta vender y menos venderte a tí mismo, olvídate. Si eres de los que opinan que son los demás los que deben valorarte y decir en que eres bueno/a olvídate no tendrás éxito. Todo producto, todo servicio se hace para ser vendido (entendiendo vender en su concepto más amplio), por si acaso quítate de la mente la figura del típico charlatán, hay habilidades que debes desarrollar: capacidad para saber explicar que haces o que puedes hacer. Capacidad de saber explicar de manera correcta que trabajo vas a realizar. Capacidad de decir el valor y el precio sin bajar la voz ni quitar la mirada. Soportar el miedo al rechazo. Entender realmente que significa vender, es decir acercar necesidades, conectar oportunidades, acercar algo bueno que tu vendes a alguien que necesita comprarlo.

Error 7. Pensar que solo hay una manera de hacer las cosas. En muchas ocasiones los emprendedores son personas perfeccionistas. Es conveniente entender que algunas cosas aun que no estén echas como tu las haría, siguen estando bien hechas. Delega todo lo que puedas.

Error 8. No publicitarse correctamente. Vivimos en la era de la comunicación de las redes sociales, está cambiando la forma de comunicarnos, de buscar productos y ser prestados. Conocer los canales de distribución de la información es algo básico para el éxito del negocio, saber donde buscan los que nos compran, cómo y cuando lo hacen.

Actualmente existen vías de marketing muy económicas que pueden reportar buenos beneficios (dedicándoles un poco de tiempo). Además cultivar la red de contactos será de gran ayuda. La gente de tu entorno debe saber a qué se dedicas. Una buena publicidad no es garantía de nada, es solo el inicio.

Error 9. No dedicar tiempo a reciclarse. Estar informado sobre los temas relativos a tu trabajo te evitará perder grandes oportunidades. Da igual si te formaste en un su profesión hace 15 años o terminaste el año pasado, el mercado cambia constantemente y por eso tienes que ponerte al día cada poco tiempo. Incluye en tu planificación un tiempo para formarte, para leer. Esto también te servirá para crear nuevas ideas, mejorar el desempeño, tener más tiempo.

Error 10. No aprender de los errores. “Si no te equivocas de vez en cuando no estás aprovechando todas las oportunidades” (woody Allen). Cuando cometas un error, y salvo que estés muerto o, lo que es lo mismo no tomes ninguna decisión, lo cometerás saca algún aprendizaje de ello. El error está desprestigiado, pero siempre aparece para enseñarnos algo. Los emprendedores estamos obligados a tomar decisiones continuamente, no te preocupes antes o después terminarás por equivocarse. La cuestión es, que hacemos con el error.

Por último me gustaría recomendar dos libros que a mí personalmente, como emprendedor, me sirvieron de ayuda, para entender algunas cosas que me estaban pasando y del mismo modo para tomar decisiones: “Vivir sin Jefe”(2009) de Sergio Fernández, ed: Plataforma editorial y “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”(1997) de Stephen Covey, ed: Paidós.

Alfredo Bastida. Coach en Vivir del Entrenamiento Personal. Especialista en Fitness Coaching, coaching para mejorar tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *