Desarrolla tu red de contactos para mejorar los objetivos de la empresa.
Red de Contactos | El Éxito o Fracaso de tu Negocio
13 mayo, 2019
Antes de emprender investiga quiénes serán tus potenciales clientes.
¿Hay clientes para tu Proyecto? ¿Lo has Analizado?
19 junio, 2019
¿Cuándo debemos arriesgar para montar nuestro proyecto personal?

Hace unos días me hicieron una pregunta que me gustaría compartir contigo ya que es posible que la hayas tenido.

Alfredo, ¿lo dejo todo y monto mi negocio de entrenamiento personal, o voy poco a poco?

La respuesta, como casi siempre, no es única y dependerá de la situación de cada cual. Si tu objetivo es ser entrenador/a personal o instructor de pilates y tienes un trabajo que no te lo permite, la recomendación es: ponte un plazo y empieza a desarrollar la estructura de negocio en tus ratos libres. Si tu respuesta es “no tengo ratos libres y si madrugo más no voy poder rendir bien durante el día” es obvio que necesitas liberar tiempo y probablemente necesites dejar una parte del trabajo actual.

Plantéate cuanto tiempo podrías estar sin ingresar dinero, es decir, cuál es tu fondo de maniobra. Si tienes dinero ahorrado para no trabajar durante un año, si que puedes dejarlo todo y ponerte al 100% a desarrollar tu negocio, si tienes claro como hacerlo. En caso de no ser así te toca revisar tu cuenta de explotación personal y analizar que margen tienes. Si tu margen es de uno o dos meses, no puedes dejar tu trabajo actual ya que estarás más pendiente de ingresar dinero para pagar tus gastos que de buscar clientes y ofrecer un servicio de calidad, que será lo que te generará ingresos.

¿Qué necesito saber para decidirme?

  1. Elabora (si no la tienes ya) tu cuenta de explotación personal, de al menos 9 – 12 meses, que te arroje información de tu realidad económica actual. En este punto no regatees, anota todos los gastos que tengas, desde la compra semanal, al café del almuerzo (o lo que tomes), o las cañitas con los amigos.
  2. Analiza si puedes estar, y cuántos meses, sin ingresar dinero para que tu vida no se vea afectada.
  3. Analiza si la creación, desarrollo y explotación de tu negocio de entrenamiento personal es compatible con tu trabajo actual. Quizá durante un tiempo puedas compatibilizar los dos.
  4. En caso de no ser compatible, analiza si puedes y que parte de trabajo actual puedes reducir o eliminar.
  5. Desarrolla tu plan de negocio y analiza cuando prevés que generará unos ingresos iguales o superiores a los que tienes en la actualidad y compáralo con el punto 2 y 3.
  6. Desarrolla tu plan de acción detallado, minucioso y que incluya todas las áreas necesarias para desarrollar tu negocio. Un detalle importante, el hecho de que no la anotes, porque no te gusta o no sabes como abordarla, no significa que no exista y sea importante.
  7. Si todo cuadra, ponte en marcha constante, disciplinada y sostenida en el tiempo.

Conocer esta información te ayudará a eliminar ciertos miedos a la hora de lanzarte y dejarlo todo, o empezar poco a poco. Como te decía al principio, la repuesta no es única y depende de cada cual. Aun así lo cierto es que necesitamos información concreta, como la que te cito en los puntos anteriores para poder tomar decisiones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *