La productividad personal es importante al emprender, claves para alcanzarla

Salir de la zona de confort
¿Te atreves a emprender e ir en pros de tus sueños?
9 octubre, 2013
[VÍDEO] La Protección Legal del Entrenador Personal, por Gabriel Hernando Castañeda
13 noviembre, 2013

Dicen de los emprendedores de éxito que son personas con un sueño al que le ponen piernas y lo echan a andar, con una visión, que son incansables luchadores y que por eso alcanzan sus objetivos. Comparto sin duda todas estas características pero creo que además de estas la productividad personal y profesional les acompaña a todos/as ellos/as.

Déjame compartir contigo la definición que Jaime Bacás, Coach especialista en productividad personal, hace de este concepto:

“Completo las acciones que me acercan a mis objetivos
mientras equilibro mi vida personal y profesional”

Definición en apariencia sencilla pero de compleja aplicación, vamos a analizarla. Para empezar Jaime Bacás con esto nos dice que, para ser productivo hay que tener objetivos para poder completar las acciones que te acerquen a ellos. Cuando desarrollo formaciones para profesionales, la definición de objetivos profesionales y personales es uno de los primeros pasos que trabajamos, pues bien, te sorprenderías del % tan alto de personas que no los tienen claros, espero que no sea tu caso, si es así coge rápidamente una hoja y un boli y escríbelos, al menos los que quieras conseguir de aquí a final de año, sé lo más concreto que puedas, fíjate un tiempo para conseguirlos, que sea algo asequible, desarrolla un breve plan de acción y cumple una tarea hoy mismo. No pierdas más tiempo, si no tienes clara la dirección nunca navegarás hacia ella. O lo que es peor te sumarás a los objetivos de otros. sin objetivos no puedes ser productivo.

Te imaginas que un entrenador, empezara a entrenar a un cliente sin saber qué es lo que quiere, cuáles son sus objetivos, evidentemente no se podría, y si se iniciase en el programa de actividad física no tendría la motivación necesaria.

Si tienes definido tus objetivos debes completar las acciones que te acerquen a ellos, sin renuncias ni concesiones, si hay que llamar a un cliente, hay que llamar. Como dice Raimon Samsó en su libro El código del dinero “…hay que hacer lo que hay que hacer, durante el tiempo suficiente…”. Estoy seguro que habrá acciones que no te guste llevar a cabo para conseguir tus objetivos, que sean menos agradables, que sean más tediosas, es normal a todos nos pasa, incluso a tus clientes, a muchos de ellos no les gusta ir al gimnasio a entrenar, les gustan los beneficios que consiguen entrenando, pero “pagan” el peaje del entrenamiento para alcanzar sus objetivos y completan las sesiones.

Y ahora voy con la segunda parte de la definición, “…mientras equilibro mi vida personal y profesional…” en ocasiones ocurre que te vuelcas tanto en los aspectos profesionales que dejas de lado los personales, y esto es un gran error, si es algo puntual no pasa nada pero si se mantiene en el tiempo a la larga te perjudicará, ya que probablemente descuides tu propio entrenamiento, tu salud, tu familia y esos motivos por los cuales te dedicas a esta profesión.

Al hablar de productividad personal no puedo olvidarme de los “sumideros de energía”, son algo así como los agujeros negros que generan baja productividad y a la larga, cansancio. Por ejemplo: si vemos la vertiente profesional de las redes sociales, son grandes herramientas para la comunicación de eso no hay duda, pero también son grandes sumideros de energía y de tiempo. Una clave que nos aportan los gurús de la optimización del uso de las redes sociales es que antes de entrar en ellas (desde el punto de vista profesional) es importante fijarse un objetivo y un tiempo, ya que si no, puedes emplear mucho en hacer nada. Como emprendedor si tu negocio no está expresamente en las redes sociales dedícales el tiempo justo al inicio de tu proyecto, posiblemente te traerán clientes, pero no a corto plazo.

Otro sumidero de energía o quizá una expresión más gráfica sea la de “vampiros de energía” son esas personas que estás un rato con ellas y parece que hayas hecho la media maratón, esas que solo ven el lado negativo de las cosas, las personas radiactivas que te dirán a todo que no, que te animarán a mantenerte en la terrible zona de confort y a no trabajar para alcanzar tus metas. Si me permites un consejo identifícalas si no lo has hecho ya, y aléjate todo lo que puedas de ellas.

Otra forma, en esta ocasión autoimpuesta, con la que perdemos mucha energía es con las palabras que utilizamos con nosotros mismos. Las personas solemos hablar con nosotros mismo, unos más que otros, pero todos tenemos conversaciones internas, sobre esto, cuidado con cómo te hablas. En la programación neurolingüística decimos que las palabras crean nuestro mundo, crean nuestra realidad. Cambia tu lenguaje a uno generativo, cambiarás tus pensamientos, cambiarás tus creencias y crearás tu realidad. Y ya que está en tu mano, créate una realidad que te enriquezca y te potencie como persona y como profesional.

Alfredo Bastica Caro
Coach Profesional en Vivir del Entrenamiento Personal
Coordinador de la Certificación Fitness Coaching www.fitnesscoaching.es
Licenciado en CAFYD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *