Cómo poner pecios a los servicios de entrenamiento personal y pilates.
Cómo establecer Precios a mis Servicios de Entrenamiento Personal y Pilates
23 abril, 2019
Desarrolla tu red de contactos para mejorar los objetivos de la empresa.
Red de Contactos | El Éxito o Fracaso de tu Negocio
13 mayo, 2019
Vender servicios de entrenamiento personal y pilates

Si eres emprendedor/a debería gustarte. Así de simple. Si vas a crear un negocio o ya lo tienes creado debes amar la venta. ¿Te imaginas que a Fernando Alonso no le gustase la velocidad? No tendría sentido. Pues lo mismo pasa con el desarrollo del negocio. Si no te gusta vender y hablar de lo que haces con pasión, es normal que no tengas los clientes que quieres.

El problema que me encuentro a menudo con profesionales que no les gusta vender, es que tienen asociado a esta palabra un significado y unas creencias que le impiden hacerlo de manera efectiva. Pregúntate, ¿qué es “vender” para mi ? ¿qué significa? ¿qué cargas emocionales tiene para mi vender? Quizá tengas una percepción equivocada o limitante de la venta.

Si ofreces algo en lo que no confías, en lo que no estás formado y no eres excelente, y no te estás preparando para serlo, o si ofreces algo que se puede conseguir gratis o que no aporta soluciones reales a los problemas y objetivos de los clientes, es normal que te de vergüenza venderlo y cobrar por ello, es normal que no te guste hacerlo.

Ahora bien, reflexiona sobre lo siguiente:

Para mi vender es AYUDAR

Así de contundente. Imagínate a ti mismo/a diciendo esto:

– Me encanta ayudar a las personas a que se encuentren mejor. Me encanta ayudar las personas a solucionar sus problemas y alcanzar  sus objetivos físico deportivos, y, como me encanta hacerlo, me preparo a diario trabajando y estudiando para ello. Y como para mi vender es ayudar, creo y diseño productos y servicios específicos de alto valor que hacen mejor la vida de las personas.

Para mi vender es ayudar, y como tengo un magnífico producto/servicio, me encanta comunicárserlo a las personas para que puedan disfrutar de ello.

En definitiva, como ves es un tema de programación mental. Si no te gusta vender es porque tienes un programa mental limitante para vender y, por tanto, para desarrollar tu negocio de entrenamiento personal y pilates que, en mi opinión, debes eliminar.

¿Y cómo se elimina?

Por el mero hecho de haber tomado conciencia de ello, probablemente haya perdido algo de fuerza esta convicción, y a partir de ahora toca reconciliarte con la venta y con la comunicación de los servicios que ofreces. Recuerda, vender es ayudar, solo que para que puedas ayudar a las personas (con tus servicios de entrenamiento personal y pilates ) tienen que pagar por ello. Además, esto servirá para darte valor personal y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *