Si las Acciones se Miden, los Entrenamientos También

Acciones para Redes Sociales
Vídeos para Generar Impactos Positivos en Redes
6 marzo, 2019
Medir el rendimiento es esencial para la consecución del objetivo.

En el mundo en el que nos movemos todo está planteado en torno a objetivos. Permanentemente pensamos en metas y propósitos que alcanzar, en pruebas y sueños por cumplir, que, de alguna manera, dan sentido a nuestra vida.

Cada reto que nos planteamos es un ejercicio de superación que nos exige esfuerzo y perseverancia. Y no, no solo nos referimos a objetivos que tienen que ver con el entrenamiento y la preparación física. En general, todo propósito requiere voluntad y determinación, independientemente de cuál sea su ámbito.

Además, en todos los casos encontramos un elemento común que sirve de estímulo para perseverar en el esfuerzo y continuar el camino hacia la meta propuesta; la visualización del progreso. Es decir, conocer en cada momento la situación en la que nos encontramos de cara a ese proyecto personal.

Ocurre cuando, por ejemplo, aprendemos a conducir. A medida que en cada práctica de coche nos enfrentamos a situaciones reales nos vamos descubriendo a nosotros mismos como conductores. Y lo mismo ocurre en el entrenamiento, puesto que cada ejercicio que realizamos nos da referencias de cómo estamos en cada momento y cuál es la distancia con el objetivo.

¿Por qué es importante medir el entrenamiento?

En nuestro ebook ‘8 Pasos para la Creación de un Negocio de Éxito’ hablamos de una regla nemotécnica de gran utilidad para enfocar objetivos, a la que nos referimos con el acrónimo METAS (Medible, Específico, Temporalizar, Asequible, Seguro).

Todos esos aspectos son fundamentales para alcanzar el éxito profesional, aunque hoy queremos detenernos en uno: la medición.

Como entrenadores personales sabéis de la importancia de establecer plazos y tiempos en vuestros planteamientos, rutinas y objetivos con vosotros mismos y vuestros clientes. Todos queremos conocer los planes y pautas a seguir, pero además nos gusta trabajar con previsiones que den algo de certidumbre al compromiso adquirido.

Medir esos tiempos y mantenerlos actualizados para que el cliente sepa en cada momento cuál es su progreso es esencial para mantenerle conectado. Aunque no solo de tiempo va la cosa. Además queremos saber tallas, porcentajes de grasa corporal y todo aquello que aporte algo de contexto al entrenamiento. Buscamos referencias constantemente que nos muestren cuál es el progreso.

Por lo tanto, no dejéis de analizar y medir cada detalle de valor, porque será bueno para seguir progresando en vuestro desarrollo personal y el de vuestros clientes. La medición es crucial para alcanzar el objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *